La Fundación Lusekelo-Alegría, es una sociedad sin ánimo de lucro cuyo fin es promover y activar el desarrollo integral de los individuos y colectivos a los que la pobreza, la enfermedad o cualquier otra situación de indigencia les impida alcanzarlo por sus propios medios, centrándose en aquellas comunidades poco conocidas y de poco atractivo publicitario, lo que dificulta la recepción de ayudas. La Fundación pretende que existan garantías en cuanto a que la ayuda llegue directamente a destino, evitando cualquier tipo de gasto intermedio.

La Fundación Lusekelo-Alegría, es joven, apenas ha nacido a finales de 2004, y todavía cuenta con pocos medios. Pero suple las carencias con un entusiasmo e ilusión ilimitados. Aspira a recoger y encauzar el sentimiento solidario de las personas de su entorno hacia uno de los lugares más pobres de nuestro Planeta.

La administración y la ejecución de las actividades corren a cargo del Patronato, que se encarga también de dinamizar la marcha de la Fundación y de estar atento a las necesidades que puedan surgir en las comunidades que atendemos. El Patronato, está formado por nueve personas, contando la Fundación con un total de 32 socios, sin incluir colaboradores habituales. Ahora mismo la Fundación Lusekelo-Alegría es una pequeña y humilde realidad, que de momento centra sus esfuerzos en colaborar en la Misión de Kasempa (Zambia) donde una persona garantiza el empleo de los fondos que se envían. Pero no descarta ampliar los horizontes hacia otras comunidades, siempre que pueda garantizarse el empleo de los subsidios.

A pesar de los pocos medios, la tarea es ilusionante y ambiciosa. La Fundación quiere llevarla adelante con el mismo talante alegre y la misma sonrisa con la que los habitantes de Kasempa se enfrentan diariamente a las dificultades cotidianas.