La Fundación Lusekelo-Alegría trabaja por una mejora real de las condiciones de vida de individuos y colectivos a los que la pobreza, la enfermedad o cualquier otra situación de indigencia les impida alcanzarla por sus propios medios. Por ello, la Fundación centra su trabajo en las siguientes áreas: Educación, Vivienda, Sanidad, Discapacidad, y Desarrollo agrícola.

Área de Educación

boysLas comunidades con las que trabaja la Fundación Lusekelo-Alegría cuentan con un alto grado de mortandad debido al SIDA. Esto, unido a la pobreza extrema en la que viven, hace que muchos jóvenes pasen de la situación de estudiantes a la de cabezas de familia, por lo que, en muchas ocasiones, se ven obligados a dejar los estudios.

Con una ayuda de unos 300 euros anuales se pueden costear los estudios de uno de estos jóvenes, en quienes las familias tienen volcadas sus esperanzas de futuro.

Desde Lusekelo-Alegría estamos convencidos de que la educación es una de las mejores inversiones que se pueden hacer para potenciar el desarrollo de las comunidades, pues los que hoy son estudiantes volverán a sus poblados como maestros, con un oficio y unos conocimientos que ayudarán a dinamizar social, cultural y económicamente toda la región.

En los países del Tercer Mundo, la situación de la mujer sigue siendo claramente dependiente respecto al hombre; las niñas, tanto por problemas económicos como por el arraigo de las costumbres, abandonan mayoritariamente sus estudios. Conscientes del importante papel de las mujeres en el desarrollo de estas comunidades, un alto porcentaje de las becas que otorga la Fundación se dedica a la escolarización de chicas.


Área de Salud y Asistencia Humanitaria

La misión de Kasempa, en Zambia, con la que está colaborando principalmente la Fundación Lusekelo-Alegría, es una zona azotada por dos grandes enfermedades: la lepra y el SIDA.

La Fundación colaboró en sus inicios, con el programa Home Base Care de asistencia sanitaria a enfermos de SIDA, suministrando fondos para poder comprar los alimentos necesarios para mejorar las dietas de las personas inmunodeficientes. Recientemente, se han mejorado las condiciones de los leprosos comprando colchones para los enfermos.

La Fundación se ha implicado también en la prestación de las ayudas necesarias para el tratamiento de una niña de Kasempa aquejada de cáncer.

Asimismo, todas las acciones relacionadas con la promoción de la agricultura tienen como una de sus finalidades mejorar la salud de la población, circunstancia favorecida, sin duda, por una alimentación más variada y equilibrada.


Área de Agricultura y Ganadería

molinoLa Fundación Lusekelo-Alegría tiene un fuerte compromiso con las personas que viven en situaciones desfavorecidas, tal y como se recoge en sus estatutos. Conscientes de que existen poblaciones sometidas a fuertes hambrunas en las que la pobreza es general, la Fundación entiende que las ayudas puntuales permiten paliar sólo momentáneamente situaciones de urgencia. Es por ello que apostamos por el desarrollo agrícola y ganadero de estas zonas como única fórmula para potenciarlas a todos los niveles.

Por eso la Fundación se encuentra especialmente sensible a la hora de financiar proyectos agrícolas, como el de la cooperativa que está desarrollando en Kasempa . Los fondos aportados para la misma se han empleado en la adquisición de vehículos, maquinaria, animales, en la preparación de terrenos y en la construcción de un pozo.